Un poco de historia | DIY

DIY (Do it Yourself) – Hágalo usted mismo.

 

Como el mismo nombre indica, nos motiva a crear, arreglar o incluso reciclar cosas que normalmente las compraríamos hechas o contrataríamos a un profesional para hacerlo.

Engloba diversas actividades y técnicas distintas: decoración, bricolaje, costura, manualidades y algunas cosas nuevas como el amigurumi y el scrapbook.

Últimamente con el uso de internet en la vida diaria y la proliferación de las redes sociales ha crecido exponencialmente. Sin embargo, tiene un contexto histórico por detrás, y creo que es interesante comentarlo en este primer post. Paso a traducir una parte de un post que he encontrado aquí. Creo que hace un resumen bastante esclarecedor.

Hágalo usted mismo, o DIY, es un término usado por varias comunidades que se enfocan en que uno mismo crea las cosas por sí mismo sin la ayuda de un profesional. Muchas subculturas de DIY critican explícitamente la cultura consumista (que enfatiza que la solución a nuestras necesidades está en comprar  todo hecho)  y motivan a coger las tecnologías con las propias manos.

Recientemente, DIY ha re-emergido como un movimiento de manufactura  “hipster” ( usando la sensibilidad post-moderna  en découpage y proyectos de costura) , el evento/comunidad Burning Man, el movimiento informático Open Source (software libre, modificable de usuario), y, desde luego, wikis.

DIY está asociado con los ámbitos musicales internacionales “alternativo” y “punk”.  Los miembros de estas subculturas luchan por borrar la línea entre consumidor y creador construyendo una red social que conecta los dos.  La frase “Do it Yourself” juntamente con su acrónimo también se usa cuando un lego se empeña en llevar a cabo un proyecto sin la ayuda de un profesional pagado.

Hay diversas comunidades de medios de comunicación que se consideran DIY, por ejemplo la red indymedia, las radios piratas y la comunidad “zine ”. También  hay una comunidad que usan el término DIY para referirse a la fabricación o reparación del hogar sin recurrir a un profesional.

DIY tiene una larga historia en el mundo entero, des de la vida de campo hasta la vida urbana posteriormente, en que la situación más común era  usar tecnologías locales para suplir  sus necesidades (y, durante la mayor parte de los siglos pasados, hacer sus propios instrumentos, ropa, etc).

Personalmente, no soy revolucionaria ni critico nada abiertamente. A mí me gusta aprender algo nuevo y poder encontrar soluciones creativas a las situaciones que encuentro. Me encanta poder aprovechar lo que sea y darle un nuevo aspecto y utilidad distinta. Sin embargo evidentemente, hay muchas cosas que solo podrán ser realizadas correctamente por un profesional.

Así que empecemos nuestro viaje por este mundo tan diverso y creativo. Buscaremos a lo largo y ancho todas las técnicas, materiales y resultados más originales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s